-diarios, adicciones y desvelos. Día dos- 

¿Qué pasará cuando ya no seamos ni tú, ni yo y volvamos a encontrarnos? Cuando sea el momento indicado. Quizá en otra vida.

– esperar, tal vez. Comentaste. Como leyendo mis pensamientos, como si fueras a reconocerme en otros ojos, porque siempre serán los míos.

tus pupilas se dilatarán -o me delatarán– dijiste de nuevo, mientras sonreías.

Cómo te explicaba que ya no se dilatan, pero jamás vas a verles por lo azabache de mis ojos. No sabía cómo decirle que ya no lo amaba aunque lo extrañara. Que mis pupilas ya jamás se dilatarían porque no era a él quien veía, que ante su respuesta constante de que las etiquetas limitarían todo lo que podríamos llegar a ser, nos quedamos siempre en futuro y a su vez, en nuestro presente, inestable.

– ¿Qué pasará cuando ya no seamos? Preguntaste mientras desviaba mi mirada, como no queriendo responder que ya no somos desde el momento en el cual deje de preguntarlo.

Recuerdos respondí, tan sincera y educada como mis palabras sabían llevarme, con esa linda manera de esquivar las cosas que mi consciencia trataba de evitar por el miedo incesante a herir. ¿Herir a quién? Me pregunté. Dudando en responder. Porque no sabría si ser recuerdos sería herirte o herirme, simplemente por el hecho de saber, que más que eso, no somos, ni seremos más.

Anuncios

Un comentario en “-diarios, adicciones y desvelos. Día dos- 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s