-definición de imposible-

Domingo veintisiete

Pasarán miles de cartas y ninguna vale si no la lees tú, sin embargo, siento el deseo casi urgente de seguir escribiéndote, aunque no sea capaz de enviarte todos los sonetos y las cartas que se escribieron con tu nombre casi impreso pero tácito, aunque quizá estés leyendo esto y pensarás en cualquiera, mientras yo solo pienso en tu voz.

Te juro que lo intento, intento no confundir tu risa con el arrebol del cielo que tanto amo y tus pupilas con la constelación de Aries, tú que piensas que no te pareces en nada al firmamento y yo que te repito que no tienes nada que envidiarle, mientras en tus brazos encuentro el calor del sol y la luna de la que siempre hablas en tus letras, y uniendo las pecas de tu espalda está la flota de sagitario esperando por ti, esperando que te des cuenta.

Pero al abrir los ojos estás tú y esa sonrisa que se podría distinguir a kilómetros de distancia, y este mundo que sigue pareciendo un sueño desde la primera vez que pronunciaste mi nombre. Y mientras exista la magia, también existes tú –y viceversa-.

Intento no encontrarte en los poemas de alguien más, en la definición de felicidad. Intento no declararte mi amor afirmando que estoy a punto, y es que quizá ya mi sonrisa o incluso mi voz me hayan delatado. Fallo de la manera más inocente al pensar que podría todavía estar al borde del precipicio donde con ciertas precauciones podría simplemente no enamorarme de ti.

Enamorarse es inevitable, me dice mi alma mientas me cuenta que para no contarte que te conoce de otras vidas, debí ponerle un bozal sabiendo que algún día –en esta o cualquier otra galaxia- iba a encontrarte. Entonces recuerdo como en el calor de tu pecho nuestros corazones siguen el mismo ritmo mientras mi alma parece elevarse para unirse con la tuya y justo en ese momento inefable es una palabra que a tu lado –como todas- se queda corta.

Juro que intenté no caer en las danzas seductoras –casi hipnotizantes- que tus manos, casi perfectas, realizaban mientras tratabas de explicarme cómo funcionaba el amor y casi todo en la vida, pero debo confesarte que fallé. Fallé y lo admito casi orgullosa con una sonrisa en el rostro y es que quien inventó la palabra imposible, seguro lo hizo mientras intentaba no enamorarse de ti.

Anuncios

Un comentario en “-definición de imposible-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s